Perros euroasiáticos y enfermedad de Addison: el responsable oculto

Pregunta del dueño de un perro

"¡Hola! Mi euroasiática, Luna, ha cambiado mucho en el último mes. Se ha vuelto anoréxica, vomita y a menudo tiembla. No juega mucho y pasa la mayor parte del tiempo tumbada en su cama. ¿Cuál puede ser el problema?"

Respuesta del veterinario

"¡Hola! Basándonos en los síntomas que has descrito, el estado de Luna puede estar causado por la enfermedad de Addison.

La enfermedad de Addison se desarrolla cuando las glándulas suprarrenales no producen suficiente cortisol, una hormona vital que ayuda al cuerpo a lidiar con el estrés y regula el metabolismo del cuerpo.

Por desgracia, los perros euroasiáticos son más propensos a padecer esta enfermedad que otras razas.

Los síntomas de la enfermedad de Addison pueden ser muy variables e inespecíficos, pero incluyen pérdida de apetito, vómitos, debilidad, temblores, fatiga y depresión.

Muchos de estos síntomas son comunes a muchas otras enfermedades, por lo que el diagnóstico de la enfermedad de Addison puede resultar a veces difícil para los veterinarios.

El diagnóstico de la enfermedad de Addison se hace analizando los niveles de electrolitos en sangre y mediante una prueba de estimulación, que evalúa la respuesta de la glándula suprarrenal a una hormona concreta.

Si las pruebas de Luna son positivas, es probable que el veterinario diagnostique la enfermedad de Addison.

Afortunadamente, la enfermedad de Addison es tratable y, con el tratamiento adecuado, los perros pueden vivir una vida plena.

Por lo general, el tratamiento consiste en sustituir las hormonas que faltan y que Luna necesitará durante el resto de su vida. El veterinario controlará regularmente el estado de Luna para asegurarse de que la dosis de medicación es la correcta.

>>  El perro pastor holandés y el hipotiroidismo: reconocer y tratar adecuadamente

En el caso de Luna, te recomiendo que acudas al veterinario lo antes posible para que le hagan más pruebas.

La enfermedad de Addison puede ser grave si no se trata adecuadamente, pero un diagnóstico y tratamiento precoces pueden mejorar mucho la calidad y la duración de la vida de Luna.

Recuerda que la de Addison es una enfermedad crónica, pero con el tratamiento adecuado, ¡Luna puede llevar una vida feliz y activa!"