Perro Lagotto Romagnolo – ¿Adicción a las excavadoras?

Pregunta del dueño de un perro

"¡Hola! A mi perrita Lagotto Romagnolo, llamada Luna, le encanta cavar agujeros y escarbar. Esto me parece bastante normal, teniendo en cuenta la raza del perro.

Sin embargo, Luna a veces actúa como si estuviera obsesionada. No para de cavar, cavar y cavar… ¡incluso cuando no hay nada que cavar!

¡Es como si buscara monstruos invisibles! Me preocupa que pueda tratarse de un problema neurológico, epilepsia o algo similar. ¿Qué me sugiere?"

Respuesta del veterinario

"¡Hola! Gracias por tu pregunta y es comprensible que estés preocupada por el comportamiento de Luna.

Efectivamente, el Lagotto Romagnolo es una raza de perro cavador de fosas. Esta raza se utilizaba originalmente para encontrar aves acuáticas. Esto significa que tienen una arraigada pasión por la exploración.

Sin embargo, la búsqueda del "monstruo invisible" que describe puede ser preocupante y debe tomarse en serio.

Los trastornos del comportamiento, como esta excavación compulsiva, pueden deberse a varias causas, entre ellas problemas neurológicos.

De hecho, existe un trastorno conocido como Trastorno Compulsivo Canino (TCC), pero se trata de una variante del Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) en perros.

En esta enfermedad, los perros muestran un comportamiento compulsivo que no pueden controlar, como escarbar constantemente.

La epilepsia es otra causa posible, aunque menos probable. La epilepsia suele presentarse en forma de convulsiones, durante las cuales el perro pierde el control, convulsiona o pierde el conocimiento. Basándonos en su descripción, se trata de una posibilidad poco probable.

Lo mejor que puede hacer es llevar a su perro al veterinario para que le hagan más pruebas.

>>  Problemas del Setter Irlandés - ¿Enemigos invisibles?

Esto puede incluir exámenes neurológicos, análisis de sangre y otras pruebas para descartar cualquier posible problema de salud.

Si resulta que el comportamiento de Luna se debe efectivamente a un comportamiento compulsivo, existen varias opciones de tratamiento, como la terapia conductual y la medicación.

Durante la terapia conductual, un terapeuta conductual le ayudará a enseñar a Luna a controlar el estrés y a gestionar la tensión de formas alternativas.

Esto puede incluir el uso de diversos juguetes y ejercicios para mantener a Luna ocupada y reducir su tendencia a escarbar compulsivamente.

Puede utilizarse medicación para ayudar a reducir la ansiedad y el comportamiento compulsivo.

Por ejemplo, los ISRS (inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina) y otros medicamentos similares. Sin embargo, sólo deben ser recetados por un veterinario y será necesario realizar revisiones periódicas durante el tratamiento.

Nunca intentes diagnosticar o tratar la enfermedad de tu perro por tu cuenta. Os deseo lo mejor a ti y a Luna".