Los Grandes Pirineos en invierno: ¿qué hay que tener en cuenta?

¿Cómo tratar los problemas de comportamiento y salud específicos de la raza en los meses fríos?

Pregunta de un propietario de perro

"¡Hola! Soy dueña de un maravilloso Gran Pirineo y este es nuestro primer invierno juntos. ¿Qué consejos puede darnos para prepararnos para el invierno y qué comportamiento puedo esperar de mi perro durante este periodo?"

Respuesta del veterinario

"¡Querido preguntón!

El Perro de Montaña de los Pirineos vive originariamente en los Pirineos, entre Francia y España, que tienen unos meses de invierno bastante fríos. Esto significa que la raza tolera bien el frío y puede esperar que a su perro le guste jugar en la nieve.

Desde el punto de vista del comportamiento, hay que tener en cuenta que los Perros de Montaña de los Pirineos se criaron originalmente para guardar rebaños, por lo que son instintivamente guardianes y muy protectores.

Este comportamiento puede verse amplificado por su perro durante la estación fría, ya que los perros guardianes suelen estar más alerta y ser más protectores durante los meses fríos.

Desde el punto de vista de la salud, es importante tener en cuenta que, aunque el espeso pelaje de los perros de montaña de los Pirineos les protege bien del frío, pueden ser propensos a sufrir irritaciones cutáneas y dermatitis, sobre todo si su pelaje se moja y no se seca correctamente.

Asegúrate de que tu perro está seco antes de dejarle entrar en casa, sobre todo si ha estado mucho tiempo en la nieve.

Los Perros de Montaña de los Pirineos son perros muy grandes, por lo que necesitan un aporte extra de energía durante los meses fríos.

>>  Epilepsia: el tic misterioso - Estudio de un caso de Flat-Coated Retriever

Esto significa que tendrás que aumentar la dieta de tu perro durante los meses de invierno para darle la energía que necesita. Consulte siempre a su veterinario antes de cambiar el régimen de alimentación.

A los perros de montaña de los Pirineos también les gusta jugar en la nieve, pero es importante vigilar su estado físico.

Si parece tener demasiado frío o tiritar, tenga cuidado, ya que podrían ser signos de hipotermia.

Aunque esta raza tolera bien el frío, incluso ellos corren el riesgo de sufrirlo en exceso, sobre todo si son muy jóvenes, ancianos o tienen problemas crónicos de salud.

Durante el invierno, los pies de su perro necesitan cuidados especiales. La sal espolvoreada en aceras y carreteras para evitar la formación de hielo puede dañar los pies de los perros y causarles irritaciones.

Limpie siempre los pies de su perro cuando vuelva a casa después de un paseo.

Además, el hielo y la nieve pueden acumularse entre los dedos de los perros y causarles dolor. Revise regularmente los pies de su perro.

En el caso de los perros de montaña de los Pirineos de más edad, es especialmente importante vigilar el dolor articular cuando hace frío.

Si nota que su perro se mueve con más rigidez o tiene dolores visibles, póngase en contacto con su veterinario inmediatamente.

Por último, como ocurre con todas las razas de perros de gran tamaño, la obesidad es común en los perros de montaña de los Pirineos y puede verse agravada por unos meses de invierno menos activos.

Asegúrese de que su perro hace ejercicio regularmente, incluso cuando hace frío fuera.

>>  Ansiedad por separación en perros Golden Retriever: Cómo controlar la ansiedad por separación"

Espero que estos consejos le ayuden en los próximos meses de invierno.

Y lo que es más importante, ten en cuenta la salud y el bienestar de tu perro y prepárate siempre para buscar la ayuda de un experto si surge algún problema. Os deseo a todos un feliz invierno.