El Springer Spaniel Inglés y la Atrofia Progresiva de Retina: Reconocimiento y Tratamiento

Pregunta del dueño de un perro

"¡Hola! Mi Springer Spaniel inglesa, llamada Roxy, ha empezado recientemente a actuar de forma extraña. Se ha chocado varias veces con las cosas y parece tener problemas para ver sus juguetes. He leído que los Springer Spaniel ingleses son propensos a la Atrofia Progresiva de Retina. ¿A qué síntomas debo prestar atención y qué puedo hacer si Roxy padece esta enfermedad?"

Respuesta del veterinario

"¡Hola! Los síntomas que describes son realmente preocupantes y es muy importante que ya hayas planteado la posibilidad de una Atrofia Retiniana Progresiva (ARP). La ARP es una enfermedad genética que degrada lenta y gradualmente la retina del perro y puede conducir a la ceguera.

Entre los síntomas de la ARP se incluyen una vista deficiente, especialmente con poca luz, ojos "reflectantes" que se ven a menudo en la oscuridad, y la inestabilidad y los choques con objetos que notó en Roxy.

Si sospecha que tiene ARP, lo más importante es llevar a Roxy a una revisión oftalmológica lo antes posible.

Springer Spaniel inglés 4

El veterinario tendrá que utilizar un equipo especial para examinar los ojos de su cachorro y determinar si hay alguna degeneración en su retina.

Si a Roxy le diagnostican ARP, es importante saber que actualmente no existe cura para esta enfermedad. Sin embargo, para la ARP en fase inicial, existen ciertos suplementos nutricionales y cambios en la dieta que pueden ayudar a ralentizar la progresión de la enfermedad.

El tratamiento de la ARP está dirigido principalmente a aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida del perro.

Los perros suelen adaptarse bien a la visión reducida y puede ayudar que no se cambien los muebles de casa. Sin embargo, es posible que tenga que proporcionar a Roxy diversas ayudas, como un collar especial para evitar que se golpee contra paredes y muebles.

>>  El Cocker Spaniel Americano y las infecciones de oído: estrategias de prevención y tratamiento

Es muy importante que informe inmediatamente a su veterinario de cualquier cambio en la visión o el comportamiento de su perro.

Aunque en la actualidad la ARP es incurable, la detección precoz y los cambios en el estilo de vida pueden mejorar significativamente la calidad de vida de su perro y ayudarle a seguir llevando una vida feliz y activa."