El Gran Boyero Suizo en la playa: consejos de comportamiento y salud para las vacaciones

Pregunta de un dueño de perro

"¡Hola! Tengo un perro de raza Gran Boyero Suizo y este verano lo llevaré por primera vez a la playa. ¿Para qué problemas de comportamiento y de salud debo estar preparado y qué consejos me pueden dar al respecto?"

Respuesta del veterinario

"¡Querido preguntón!

El Gran Perro de Montaña Suizo vivía originalmente en las zonas montañosas de Suiza, donde el clima frío y el terreno accidentado eran habituales.

Por eso es importante preparar la reacción de su perro a la experiencia de la playa, que será un entorno completamente nuevo para él.

Desde el punto de vista del comportamiento, los perros de montaña suizos son extremadamente amigables y suelen responder bien a las personas y situaciones nuevas.

Sin embargo, en la playa hay muchas novedades nuevas y emocionantes -mucha gente, olas grandes, pájaros extraños, olores desconocidos- que pueden excitar o hacer tímido a su perro.

Es importante ser paciente durante las primeras visitas y dejar que el perro se acostumbre al entorno a su propio ritmo.

Desde el punto de vista de la salud, hay que tener en cuenta algunas cosas.

En primer lugar, los perros de montaña suizos tienen un pelaje espeso y oscuro, por lo que pueden ser propensos a los golpes de calor.

Asegúrate de tener siempre agua fresca para tu perro y búscale un lugar a la sombra para que descanse si hace demasiado calor.

En segundo lugar, la arena y el agua salada pueden irritar la piel y los ojos del perro, sobre todo si pasa mucho tiempo en el agua o la arena.

Revise la piel de su perro con regularidad y, si observa rojeces, protuberancias o picores, llévelo inmediatamente al veterinario.

>>  Control de los mecanismos de defensa excesivos en los American Staffordshire Terriers

En tercer lugar, los parásitos como pulgas y garrapatas son frecuentes en la playa.

Revise el pelaje de su perro todos los días y utilice un tratamiento antiparasitario para evitar que estos molestos parásitos se instalen.

Por último, si tu perro es propenso a sufrir ataques de pánico o ansiedad, por ejemplo cuando se expone a ruidos fuertes o situaciones desconocidas, el sonido de las olas o los movimientos bruscos de otros bañistas pueden estar causándole estrés.

En estos casos, es útil llevar un juguete calmante o una recompensa para ayudar al perro a calmarse.

Recuerde que cada perro es único y que su perro de montaña suizo puede tener necesidades y reacciones específicas en la playa.

Sea paciente, escuche las señales de su perro e intente crear un entorno positivo y tranquilo para él.

Espero que estos consejos le ayuden en su aventura playera.

Por encima de todo, lo más importante es disfrutar de vuestro tiempo juntos y garantizar la seguridad y comodidad de vuestro perro. Os deseo a todos unas maravillosas vacaciones".