El Coton de Tulear y los problemas oculares: comprensión de la atrofia progresiva de retina (ARP)

Pregunta del propietario

"Hola, a mi perra Coton de Tulear, llamada Daisy, cada vez le cuesta más ver por la noche y camina cada vez con más precaución, como si no viera muy bien las cosas. He oído que esta raza es propensa a los problemas oculares. ¿Qué sabe al respecto?".

Respuesta del veterinario

"¡Hola! En primer lugar, es muy importante que hayas notado un cambio en la visión de Daisy, y esto es motivo de preocupación. Efectivamente, la raza Coton de Tulear está predispuesta a ciertos problemas oculares, entre ellos la atrofia progresiva de retina (ARP), que es una enfermedad hereditaria y puede deteriorar gradualmente la visión, llegando a causar ceguera total.

La ARP consiste en la pérdida progresiva de células de la retina, sobre todo células en forma de bastón, que son las responsables de la visión en condiciones de poca luz. Esto puede explicar por qué Daisy parece tener dificultades para ver de noche. A medida que la enfermedad avanza, también pueden verse afectadas otras células de la retina, lo que provoca ceguera diurna.

Por desgracia, la ARP no tiene cura y el tratamiento suele centrarse en mejorar la calidad de vida del perro.

Algunos perros se adaptan bien a la visión reducida, mientras que otros necesitan ayuda con actividades cotidianas como caminar.

En algunos casos, los suplementos antioxidantes como la vitamina A y el betacaroteno pueden ayudar a ralentizar la progresión de la enfermedad, pero asegúrese de comentarlo con su veterinario.

Si a Daisy le diagnostican ARP, es muy importante que su veterinario le revise los ojos con regularidad, ya que la ARP también aumenta el riesgo de cataratas y otros problemas oculares.

>>  Tono muscular en el Spaniel Bretón: ¿Por qué son importantes el ejercicio y la nutrición adecuados?

La mejor forma de prevenir la ARP es la cría responsable, que incluye la detección de la ARP en los padres potenciales. Si piensa comprar un Coton de Tulear, compruebe siempre que el criador ha examinado a los padres del perro para detectar esta enfermedad.

Espero que esto le haya ayudado a comprender la situación. Consulta a un veterinario para que examine y trate a Daisy".